Bienvenido a Belalcázar

 

Vigilado por el imponente Castillo de los Sotomayor, Belalcázar se levanta en el final de Andalucía y contempla los inicios de Extremadura. Pueblo de rico patrimonio histórico y cuna del fundador de Quito, Sebastián de Belalcázar, está marcado por la nobleza que tuvo antaño y con monumentos fundamentales en la tradición histórico-artística de Córdoba como es el Convento de Santa Clara de la Columna.

Cargado de historia, primero fue Andólises en época cartaginesa para pasar a ser Gafiq y Gaete, hasta que en 1500 adquirió su nombre actual debido a la construcción de su fortaleza. Con numerosos los restos arqueológicos en su término municipal, Belalcázar está marcado por su pasado señorial que denota un esplendor que dio lugar al nacimiento de un patrimonio monumental único.

Es el caso del Convento de Santa Clara, fundado por Élvira de Zúñiga, que fue retiro Espiritual del primer Conde de Belalcázar, y que está catalogado como uno de los más importantes monasterios de la provincia con una extensión de más de 7000 metros cuadrados. O del Castillo de Sotomayor, cuya construcción arrancó en torno a 1450 y que está levantado sobre los restos de una antigua fortaleza árabe.

No podemos olvidar otros edificios históricos la Parroquia de Santiago, cuya construcción empezó a mitad del Ssiglo XVI y cuenta con una portada levantada en orden jónico; o la Ermita de Nuestra Señora de Gracia de la Alcantarilla, que debe su nombre a la proximidad de un puente alzado sobre el río Zújar.